Codevince octubre 2014Hace poco más de un año que arrancamos con este nuevo proyecto y como suele decir León, “Esto ha resultado ser mucho más de lo que esperábamos”… Este mes, mientras planificábamos un montón de contenidos para todos los clientes con los que trabajamos en redes sociales nos propusimos retomar nuestro propio blog y cuando nos sentamos a decidir sobre nuestro contenido mis tres compañeros me dijeron “¿Por qué no hablas sobre nosotros”?

Si algo teníamos claro León y yo cuando empezamos es que Codevince no iba a ser una empresa tradicional. No nos hicimos empresarios porque quisiéramos enriquecernos, solo queríamos vivir mejor (y no me refiero al plano económico)… Poner a prueba nuestras ideas y nuestro propio rendimiento. Comprobar si efectivamente había otra manera de gestionar y vivir el trabajo.

Recuerdo las primeras semanas de trabajo, cuando me sentía culpable si “llegaba tarde” a la oficina. Hoy pienso en aquello y sonrío. No podría concebir mi vida profesional de otro modo. Solo ha pasado un año pero siento como si siempre hubiese sido así.

Construyendo un proyecto de mucho futuro

Sin jefes

Actualmente en Codevince somos 4 personas: Chema y León forman equipo en la parte de producción y Marcos y yo estamos en el área “más creativa” y de diseño de contenidos. Es un desglose funcional a groso modo, en realidad todos hacemos de todo y atendemos a las prioridades globales en cada momento. No existe ninguna jerarquía tradicional entre nosotros, “manda” el que tiene la mejor idea en cada momento, y de hecho, todos somos jefes y subordinados en diferentes proyectos. Obviamente la responsabilidad final recae sobre los hombros de León y los míos propios, pero en nuestro día a día esto no tiene ninguna relevancia.

Sin horarios

Ninguno de nosotros tiene hora de entrada o salida. Ni siquiera días obligatorios de trabajo. Tenemos una horquilla de entrada que más o menos hemos definido con el tiempo, el momento en el que todos solemos estar,  y cuando alguien no va a llegar dentro de ese margen avisa al resto para que si hay alguna tarea que requiera de su atención, todos sepamos cuándo llegará.

¿Y sale el trabajo?

Sin duda. Nuestra responsabilidad no depende de cumplir un horario sino de satisfacer al cliente y dar soporte a los compañeros cuando hace falta. Cada uno se organiza la semana como mejor estima y cada día, nos reunimos durante 5 minutos y ponemos en común el plan del día de cada uno para encajarlo en los intereses generales. A veces las comidas duran horas, a veces no volvemos por la tarde, a veces descansamos un ratito más en la cama o estamos más tiempo con la familia… y muchas otras, obviamente, trabajamos hasta (muy) tarde.

100% transparente

Todos sabemos cómo va la empresa en cada momento, si se factura más o menos, cuánto cobra cada uno mes a mes. Esto elimina cualquier tensión. Nadie sospecha si alguien hace las cosas para obtener más del jefe o algún favor del cliente. Todos remamos en la misma dirección en cada momento y constantemente diseñamos nuevas estrategias para mejorar nuestra propia organización, comunicación y todo lo que tenga que ver con la empresa. Esto ha generado algo que para mí es mágico. No solo nos caemos bien, nos reímos cada día juntos, compartimos infinidad de momentos y hemos generado una relación sólida y sincera. Siempre decimos que cuando alguien más se una al equipo la entrevista la haremos los cuatro juntos porque no tiene solo que ser válido para el puesto, además nos tiene que encajar y “gustar” a todos.

¿Y por qué hacemos todo esto?

Porque hoy ya sabemos que es mejor. Porque estamos realmente orgullosos de construir juntos cada día este proyecto. Porque nuestros clientes crecen cada día gracias a que nuestro equipo es capaz de dar el mejor servicio.

Nadie sería capaz de producir más o mejor en nuestra empresa. ¡Aunque seguiremos luchando por mejorar! Todos damos el 100% cada día. Y cuando no podemos, nos vamos a casa, descansamos, y volvemos con más energía si cabe.

Tengo un equipo absolutamente magnífico del que me enorgullezco día a día dentro y fuera de Codevince. Y ya estamos pensando en ampliarlo… Así que si te apetece formar parte de nuestro proyecto puedes enviarnos tu currículum a info@codevince.com

Dejar un comentario


*

Error: Please check your entries!